Menú Cerrar

Tu Corazón y el Corazón de Dios

Contra la carne, el traidor interno, un guerrero usa la disciplina. Tenemos una versión bidimensional de esto ahora, que llamamos «tiempo de silencio». Pero la mayoría de los hombres tienen dificultades para sostener cualquier tipo de vida devocional porque no tiene una conexión vital para recuperar y proteger su fuerza; Se siente tan importante como el uso del hilo dental. Pero si vieras tu vida como una gran batalla y supieras que necesitabas tiempo con Dios para tu propia supervivencia, lo harías. Tal vez no perfectamente, nadie lo hace y ese no es el punto de todos modos, pero tendrías una razón para buscarlo. Hacemos un intento poco entusiasta por las disciplinas espirituales cuando la única razón que tenemos es que «debemos» hacerlo. Pero encontraremos la manera de hacerlo funcionar cuando estemos convencidos de que somos historia si no lo hacemos.

El tiempo con Dios cada día no se trata de un estudio académico o de pasar por una cierta cantidad de Escrituras o nada de eso. Se trata de conectar con Dios. Tenemos que mantener esas líneas de comunicación abiertas, así que usa cualquier ayuda. A veces escucho musica; otras veces leeré las Escrituras o un pasaje de un libro; a menudo ecribo en mi diario; tal vez voy a ir a correr; entonces hay días en que todo lo que necesito es silencio, soledad y el sol naciente. El punto es simplemente hacer lo que me lleve de vuelta a mi corazón y al corazón de Dios.

La disciplina, por cierto, nunca es el punto. El punto central de una «vida devocional» es conectar con Dios. Este es nuestro principal antídoto contra las falsificaciones que el mundo nos ofrece.

¿Quieres más? Consigue tu copia de Salvaje de Corazón hoy:

 

Salvaje de Corazón (eBook)

Dios diseñó al hombre para arriesgarse, dice John Eldredge. Si no, mire los sueños y anhelos escritos en el corazón de todo muchacho: Ser héroe, ser guerrero, vivir una vida de aventura y riesgo…

Categorías: , Etiquetas: ,

Descripción

Dios diseñó al hombre para arriesgarse, dice John Eldredge. Si no, mire los sueños y anhelos escritos en el corazón de todo muchacho: Ser héroe, ser guerrero, vivir una vida de aventura y riesgo. Tristemente, la mayoría abandona esos sueños y anhelos… con la ayuda de un cristianismo que al parecer solo lo presiona a ser «un buen chico». No en balde muchos hombres evitan la iglesia, y los que no a menudo son pasivos y en extremo aburridos. En este provocativo libro, Eldredge ofrece a las mujeres una mirada al verdadero corazón del hombre, y permite a los hombres ser lo que Dios quiso que fueran al diseñarlos: arriesgados, apasionados, vivos y libres.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Salvaje de Corazón (eBook)”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos Relacionados

Deja un Comentario