Menú Cerrar

Oración Diaria

Aquellos de ustedes con hijos encontrarán muy efectivo incluirlos deliberadamente en sus oraciones diarias. Los esposos tienen una gran medida de autoridad espiritual sobre sus esposas e hijos (ver Efesios 5:23), y las madres sobre sus hijos. Entonces ofrecemos esta versión como una forma de aprender a incluir a su hogar en su oración. – Ministerio de Ransomed Heart

Mi querido Señor Jesús, vengo a ti ahora para ser restaurado en ti, renovado en ti, para recibir tu vida y tu amor y toda la gracia y misericordia que tan desesperadamente necesito este día. Te honro como mi Señor, y te entrego todos los aspectos y dimensiones de mi vida. Te doy mi espíritu, alma y cuerpo, mi corazón, mente y voluntad. Me cubro con tu sangre: mi espíritu, alma y cuerpo, mi corazón, mi mente y mi voluntad. Le pido a tu Espíritu Santo que me restaure en ti, me renueves en ti y dirijas este tiempo de oración. En todo lo que ahora oro, incluyo a [mi esposa y / o hijos, por nombre]. Los cubro con tu sangre: su espíritu, alma y cuerpo, su corazón, mente y voluntad. Le pido a tu Espíritu que los restaure en ti y los incluya en todo lo que ahora oro, actuando como su cabeza. En todo lo que ahora oro, estoy totalmente de acuerdo con su Espíritu y con todos aquellos que oran por mí por el espíritu de Dios y solo por el Espíritu de Dios.

Querido Dios, Santísima y victoriosa Trinidad, tú solo eres digno de toda mi adoración, la devoción de mi corazón, toda mi alabanza, toda mi confianza y toda la gloria de mi vida. Te amo, te adoro, me entrego a ti en la búsqueda de la vida de mi corazón. Tú solo eres la Vida, y te has convertido en mi vida. Renuncio a todos los otros dioses, a todos los ídolos, y te doy, Dios, el lugar en mi corazón y en mi vida que realmente mereces. Esto es todo sobre ti, y no sobre mí. Tú eres el héroe de esta historia, y yo te pertenezco. Te pido perdón por cada uno de mis pecados. Escudríñame, conóceme, y muéstrame dónde trabajas en mi vida, y concédeme la gracia de tu sanidad y liberación y un profundo y verdadero arrepentimiento.

Padre celestial, gracias por amarme y elegirme antes de que hicieras el mundo. Tú eres mi verdadero Padre: mi creador, redentor, sustentador y el verdadero fin de todas las cosas, incluida mi vida. Te amo, confío en ti, te adoro. Me entrego a ti, Padre, para ser uno contigo como Jesús es uno contigo. Gracias por probar tu amor por mí al enviar a Jesús. Lo recibo a él y a toda su vida y a todo su trabajo que me ordenaste. Gracias por incluirme en Cristo, perdonándome mis pecados, concediéndome su justicia, haciéndome completo en él. Gracias por hacerme vivo con Cristo, criándome con él, sentándome con él a tu derecha, estableciéndome en su autoridad y ungiéndome con tu amor y tu Espíritu y tu favor. Lo recibo todo con agradecimiento y le doy un derecho total a mi vida: mi espíritu, alma y cuerpo, mi corazón, mi mente y mi voluntad.

Jesús, gracias por venir a rescatarme con tu propia vida. Te amo, te adoro, confío en ti. Me entrego a ti, para ser uno contigo en todas las cosas. Recibo todo el trabajo y el triunfo de tu cruz, muerte, sangre y sacrificio por mí, por los cuales se expía cada uno de mis pecados, soy rescatado, liberado del reino de las tinieblas y transferido a tu reino, mi naturaleza de pecado es removido, mi corazón circuncidado a Dios, y cada reclamo que se hace contra mí es cancelado y desarmado. Con mi [esposa y / o hijos, por nombre], tomo mi lugar ahora en tu cruz y muerte, muriendo contigo para pecar, a mi carne, a este mundo, al malvado y su reino. Yo tomo la cruz y crucifico mi carne con todo su orgullo, arrogancia, incredulidad e idolatría [y cualquier otra cosa con la que estés luchando actualmente]. Desanime al viejo. Aplica a mí y a [mi esposa y / o hijos, por nombre] todo el trabajo y triunfa en tu cruz, muerte, sangre y sacrificio; Lo recibo con agradecimiento y le doy total derecho a mi espíritu, alma y cuerpo, mi corazón, mi mente y mi voluntad.

Jesús, yo también te recibo como mi Vida, y recibo todo el trabajo y triunfo en tu resurrección, a través de la cual has vencido el pecado, la muerte, el juicio y el maligno. La muerte no tiene poder sobre ti, ni nada sucio. Y he sido criado contigo para una vida nueva, para vivir tu vida: muerto al pecado y vivo para Dios. Con [mi esposa y / o mis hijos, por mi nombre], tomo mi lugar ahora en tu resurrección y en tu vida, y te entrego mi vida para que vivas tu vida. Soy salvado por tu vida. Yo reino en la vida a través de tu vida. Recibo tu esperanza, amor, fe, alegría, tu bondad, veracidad, sabiduría, poder y fuerza. Aplique a mí y a [mi esposa y / o hijos, por nombre] todo el trabajo y triunfe en su resurrección; Lo recibo con agradecimiento, y le doy total derecho a mi espíritu, alma y cuerpo, mi corazón, mi mente y mi voluntad.

Jesús, yo también te recibo sinceramente como mi autoridad, gobierno y dominio, mi victoria eterna contra Satanás y su reino, y mi capacidad de traer tu Reino en todo momento y en todos los tiempos. Recibo todo el trabajo y triunfo en tu ascensión, por la cual Satanás ha sido juzgado y derrotado, y toda la autoridad en el cielo y en la tierra te ha sido dada. Toda la autoridad en los cielos y en esta tierra te ha sido dada a ti, Jesús, y eres digno de recibir toda gloria y honor, poder y dominio, ahora y para siempre. Con [mi esposa y / o mis hijos, por nombre], tomo mi lugar ahora en tu autoridad y en tu trono, por el cual he sido criado contigo a la diestra del Padre y establecido en tu autoridad. Me entrego a ti, para reinar contigo siempre. Aplique a mí y a [mi esposa y / o hijos, por nombre] todo el trabajo y triunfe en su autoridad y su trono; Lo recibo con agradecimiento y le doy total derecho a mi espíritu, mi alma y mi cuerpo, mi corazón, mi mente y mi voluntad.

Ahora llevo la autoridad, la regla y el dominio del Señor Jesucristo y la obra completa de Cristo sobre mi vida hoy, sobre [mi esposa y / o hijos, por nombre], sobre mi casa, mi hogar, mi trabajo, sobre todo mi reino y dominio Traigo la autoridad del Señor Jesucristo y la obra completa de Cristo contra todo poder maligno que viene contra mí y [mi esposa y / o hijos, por nombre], contra cada espíritu inmundo, cada poder y dispositivo inmundo. [Puede que necesites nombrarlos, ¿qué te ha estado atacando?] Los corté en el nombre del Señor; Los ato y los destierro de mí y de mi casa y reino ahora, en el poderoso nombre de Jesucristo. También traigo el trabajo completo de Cristo entre cada uno de nosotros y cada persona, y dejo solo el amor de Dios y solo el Espíritu de Dios entre nosotros.

Espíritu Santo, gracias por venir. Te amo, te adoro, confío en ti. Recibo todo el trabajo y triunfo en Pentecostés, por el cual has venido, me has revestido con poder de lo alto, me has sellado en Cristo, has llegado a ser mi unión con el Padre y el Hijo, el Espíritu de verdad en mí, la vida de Dios en mí, mi consejero, consolador, fortaleza y guía. Te honro como Señor, y con [mi esposa y / o mis hijos, por nombre], te entrego completamente todos los aspectos y dimensiones de mi espíritu, alma y cuerpo, mi corazón, mente y voluntad, para llenarme de tú, para caminar contigo en todas las cosas. Llénanos de nuevo, Espíritu Santo. Restaure nuestra unión con el Padre y el Hijo. Guíanos a toda la verdad, ungénanos por toda nuestra vida y camina y llama, y ​​llévanos más profundo a Jesús hoy. Te recibo con agradecimiento, y te doy un derecho total a nuestras vidas.

Padre celestial, gracias por concedernos toda bendición espiritual en Cristo Jesús. Reclamo las riquezas en Cristo Jesús sobre mi vida hoy y sobre [mi esposa y / o hijos, por nombre]. Traigo la sangre de Cristo una vez más sobre cada uno de nosotros: nuestro espíritu, alma y cuerpo, sobre nuestro corazón, mente y voluntad. Armadura a cada uno de nosotros con tu armadura. Me puse toda la armadura de Dios: el cinturón de la verdad, la coraza de justicia, los zapatos del evangelio, el yelmo de la salvación; Yo tomo el escudo de la fe y la espada del Espíritu, y elijo ser fuerte en el Señor y en la fuerza de tu poder, para orar en todo momento en el Espíritu.

Jesús, gracias por tus ángeles. Los convoco en el nombre de Jesucristo y les ordeno que destruyan todo lo que se levanta contra mí y en contra de [mi esposa y / o hijos, por nombre], para establecer su Reino sobre nosotros, para protegernos día y noche. Te pido que envíes tu Espíritu para levantar la oración y la intercesión por mí y mi familia. Ahora invoco el reino de Dios a través de mi hogar, mi familia, mi casa, mi reino y dominio en la autoridad del Señor Jesucristo, dándole toda la gloria, honor y gracias a él. En el nombre de Jesús, Amén.

Artículos Relacionados

Deja un Comentario