Menú Cerrar

Oración de la Noche

Mi querido Señor Jesús, venimos a ti ahora para ser restaurado en ti, para ser renovado en ti, para refugiarte en ti. Te honramos como nuestro Señor soberano, y rendimos totalmente y completamente todos los aspectos de nuestras vidas. Te damos nuestros espíritus, almas y cuerpos, nuestros corazones, mentes y voluntades. Nos cubrimos con su sangre y le pedimos a su Espíritu Santo que nos restaure en usted, nos renueve en usted y guíe este tiempo de oración.

Proclamamos el reino de Dios y la autoridad del Señor Jesucristo sobre nuestro hogar y todas las cosas en él. Consagramos y santificamos nuestro hogar y todo lo que hay en él al Señor Jesucristo y al Reino de Dios. Traemos la cruz, la resurrección y la ascensión del Señor Jesucristo a través de nuestro hogar esta noche, a través de cada objeto y mueble, ropa de cama, todos los medios e íconos, todos los libros y revistas, películas y música, juguetes y juegos, a través de la atmósfera en cada habitación, a lo largo de los techos, paredes, pisos y todos los lugares en ellos, desde la tierra debajo hasta el techo arriba y alrededor de esta casa esta noche.

Tomamos nuestro lugar en la cruz, la resurrección y la ascensión del Señor Jesucristo. Ahora traemos la autoridad del Señor Jesucristo y la plenitud de la obra de Cristo contra Satanás y su reino. Llevamos la cruz, la resurrección y la ascensión de Jesucristo contra todo espíritu inmundo e inmundo: todo gobernante, poder, autoridad y fuerza espiritual de maldad [es posible que necesite ser específico: «Incluyendo a todos los espíritus de miedo, muerte, tormento, acusación «, etc. Sabes lo que te ha estado atacando. Tiene más poder si los nombras específicamente.] Mandamos a cada espíritu inmundo e inmundo atado y expulsado de nuestro hogar y de nuestra casa, con cada respaldo y reemplazo, cada arma y dispositivo, en la autoridad del Señor Jesucristo y en su nombre.

Ahora traemos la autoridad del Señor Jesucristo y la plenitud de la obra de Cristo, su cruz, resurrección y ascensión, contra todo poder inmundo, brujería y arte negro. Los cortamos en el nombre del Señor. Ninguna arma forjada contra nosotros prosperará (Isaías 54:17). Traemos la cruz y la sangre de Jesucristo contra toda forma de maleficio, vex y conjuro; contra todo conjuro, ritual, voto, dedicación y sacrificio; contra toda palabra, juicio y maldición. Les ordenamos quebrantados y salidos de nuestro hogar esta noche en el nombre del Señor Jesucristo.

Llamamos a los ángeles del Señor Jesucristo y les pedimos que construyan un escudo de protección a nuestro alrededor y a nuestro hogar (Hebreos 1:14). Le pedimos a su Espíritu Santo que llene nuestro hogar con su presencia, con la paz de Dios y el amor de Cristo. Les pedimos que envíen su Espíritu para elevar la oración y la intercesión por nosotros esta noche. Ahora invocamos y ordenamos el Reino de Dios y la autoridad, el gobierno y el dominio del Señor Jesucristo en todo nuestro hogar y en toda nuestra casa, durante las horas de esta noche y hasta el nuevo día, en la autoridad del Señor Jesucristo y en su nombre.

Artículos Relacionados

Deja un Comentario