Menú Cerrar

El Espíritu de la Epoca

Cada época tiene un cierto espíritu, estado de ánimo o clima. El nuestro es el ajetreo. Todos corremos como lemmings desde el amanecer hasta la puesta del sol. ¿Qué pasa con todas las bebidas energéticas? Debe haber docenas ahora. RocketFuel. CrankYouUp. Sin mencionar las cafeterías en cada esquina. ¿Por qué necesitamos toda esta cafeína? ¿Y por qué tantos de nosotros ahora necesitamos ayuda para dormir para descansar por la noche? Nuestros abuelos no lo hicieron. Pensamos que la era de la tecnología haría la vida más simple, más fácil. Nos tiene por el cuello. Necesitamos operar a la velocidad de las computadoras. En serio, me irrita que mi correo electrónico tarde cuatro segundos en iniciarse ahora, cuando solía tomar diez. Me doy cuenta de que no soy el primero en dejar esto en papel. La gente ha estado haciendo esta observación durante mucho tiempo. Estamos corriendo como las hormigas cuando pateas su colina, como ratas en una rueda, como el Sombrerero Loco de Carroll.
 
Por alguna razón, creemos que no podemos detenernos o no queremos hacerlo.
 
Al igual que el hijo pródigo, no vamos a hacer nada al respecto hasta que un día nos despertemos para darnos cuenta de que estamos hartos de eso y queremos una vida diferente. Hasta entonces, la vida de no vivir pero hacer las cosas tiene sus beneficios. Por un lado, nos proporciona una ilusión de seguridad: estoy abordando la vida, me mantengo al tanto de las cosas. Es una falsa seguridad, pero no lo creemos. Creemos que es nuestro único camino hacia la seguridad. Mantente al tanto de las cosas. Puede que no seamos tan honestos como para decir: «Dios no parece particularmente involucrado en cuidar de estas cosas por mí, así que tengo que hacerlo». Pero esa es nuestra convicción subyacente. Después de todo, si creyéramos que Dios se ocuparía de todo lo que nos concierne, no nos mataríamos tratando de sostener nuestro mundo.  

¿Quieren más? Obtenga su copia de Camine con Dios hoy:

 

Camine con Dios (eBook)

Camine con Dios atraviesa un año en la vida de John Eldredge, mostrando y enseñando cómo es una relación íntima con Dios día tras día…

Categoría: Etiquetas: ,

Descripción

Camine con Dios atraviesa un año en la vida de John Eldredge, mostrando y enseñando cómo es una relación íntima con Dios día tras día. Dios anhela hablar. Es nuestro derecho y privilegio escuchar su voz. Todos nuestros anhelos más profundos pueden encontrar suficiente realización en compañía de Dios. No obstante, de algún modo, el descontento preponderante de la mayoría de cristianos es la falta de intimidad con Dios. Camine con Dios no es como cualquier otro libro que John ya ha escrito sino que atraviesa un año en su vida, mostrando y enseñando cómo puede ser una intimidad familiar con Dios. Enseña a los lectores a tomar decisiones alineadas con la voluntad de Dios, a entender las barreras y los «acuerdos» que los mantienen alejados de la vida que Dios desea que tengan, a librar las batallas espirituales para defender sus propios corazones y los de los demás, y mucho más. En última instancia, Camine con Dios muestra a los lectores que caminar íntimamente con Él puede ser parte normal de la vida cristiana.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Camine con Dios (eBook)”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos Relacionados

Deja un Comentario